Medicamentos

AVANDIA - Laboratorio Glaxosmithkline

Laboratorio Glaxosmithkline Medicamento / Fármaco AVANDIA

Composición.

Cada comprimido recubierto de Avandia®4 mg contiene: Maleato de Rosiglitazona 5,30 mg (equivalente a 4 mg de Rosiglitazona); Almidón glicolato sódico 7,46 mg; Hidroxipropilmetilcelulosa 2,00 mg; Celulosa microcristalina 29,85 mg; Lactosa monohidrato 104,64 mg; Estearato de magnesio 0,75 mg. Recubrimiento: Hidroxipropilmetilcelulosa 1,80 mg; Dióxido de titanio E171 0,72 mg; Polietilenglicol 3000 0,72 mg; Talco purificado E171 0,36 mg; Lactosa 0,585 mg; Triacetina 0,27 mg; Óxido de hierro rojo E172 0,018 mg; Óxido de hierro amarillo E172 0,027 mg. Cada comprimido recubierto de Avandia®8 mg contiene: Maleato de Rosiglitazona 10,60 mg (equivalente a 8 mg de Rosiglitazona); Almidón glicolato sódico 14,92 mg; Hidroxipropilmetilcelulosa 4,00 mg; Celulosa microcristalina 59,70 mg; Lactosa monohidrato 209,28 mg; Estearato de magnesio 1,5 mg. Recubrimiento: Hidroxipropilmetilcelulosa 3,60 mg; Dióxido de titanio E171 2,025 mg; Polietilenglicol 3000 1,44 mg; Lactosa 1,17 mg; Triacetina 0,54 mg; Óxido de hierro rojo E172 0,225 mg.

Indicaciones.

Avandia®se indica en el tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2, en pacientes en los cuales no se logra alcanzar niveles adecuados de glucemia con tratamientos específicos de primera línea y en los cuales está contraindicada o no pueden tolerar pioglitazona. Avandia®es un agente antidiabético tiazolidinadiona que está indicado como monoterapia en combinación con una dieta y ejercicios para controlar mejor la glucemia en adultos con tipo 2 de diabetes mellitus. El uso de Avandia®, como terapia dual, en combinación con metformina, se indica cuando la dieta, el ejercicio y la monoterapia con Avandia®, o la dieta, el ejercicio y la monoterapia con metformina, son incapaces de generar un control glucémico adecuado en pacientes con diabetes tipo 2. En aquellos pacientes controlados inadecuadamente con una dosis máxima de metformina, se debe adicionar Avandia®a la terapia con metformina, en vez de sustituirla. Avandia®también se indica, como terapia dual, en combinación con una sulfonilurea, cuando la dieta, el ejercicio y la monoterapia con Avandia®, o la dieta, el ejercicio y la monoterapia con una sulfonilurea, son incapaces de generar un control glucémico adecuado en pacientes con diabetes tipo 2. Avandia®también se indica para usarse en combinación con metformina y una sulfonilurea (terapia oral de triple combinación), cuando la dieta, el ejercicio y la terapia de doble combinación con Avandia®, metformina o una sulfonilurea, son incapaces de generar un control glucémico adecuado en pacientes con diabetes tipo 2. El tratamiento de la diabetes tipo 2 debe incluir control de la dieta. La restricción calórica, la pérdida de peso y el ejercicio son factores esenciales para poder instituir un tratamiento adecuado de los pacientes diabéticos, ya que ayudan a mejorar la sensibilidad a insulina. Esto no sólo es importante en el tratamiento primario de la diabetes tipo 2, sino también en el mantenimiento de la eficacia de la terapia medicamentosa. Antes de iniciar el tratamiento con Avandia®, se deben investigar y tratar las causas secundarias de la deficiencia en el control glucémico, por ejemplo, por una infección. Importante limitación de uso: - Avandia®no debería ser usado en pacientes con diabetes mellitus tipo 1 o en el tratamiento de la cetoacidosis diabética. - No se recomienda la coadministración de Avandia®con Insulina. - No se recomienda la coadministración de Avandia®con nitratos.

Dosificación.

El manejo de la terapéutica antidiabética debe ser individualizado. Se deben practicar mediciones periódicas de las concentraciones sanguíneas de glucosa en ayunas, con el fin de monitorear la respuesta terapéutica antes de indicar una titulación ascendente. El incremento de la dosis debe ir acompañado de un monitoreo cuidadoso de los eventos relacionados con la retención de líquido. Avandia®puede tomarse con o sin alimentos. Cuando Avandia®se coadministra con ciertos fármacos, es posible que se requiera realizar un ajuste en su dosificación. Monoterapia: La dosis inicial usual de Avandia®es de 4 mg, administrados en una sola dosis una vez al día o en dosis divididas dos veces al día. En aquellos pacientes que presentan una respuesta inadecuada después de 12 semanas de tratamiento, determinada por la reducción en las concentraciones plasmáticas de glucosa en ayunas (GPA), es posible aumentar la dosificación a 8 mg administrados como una sola dosis una vez al día o en dosis divididas dos veces al día. En los estudios clínicos, el régimen de 4 mg administrados dos veces al día produjo la mayor reducción en GPA y HbA1c. Terapia de combinación con Metformina: La dosis inicial usual de Avandia®, administrada en combinación con metformina, consiste en 4 mg administrados en una sola dosis una vez al día o en dosis divididas dos veces al día. Cuando se produce una reducción insuficiente en GPA, es posible aumentar la dosis de Avandia®a 8 mg/día después de 8 semanas de tratamiento. Avandia®puede administrarse como una sola dosis por la mañana o dividirse y administrarse por la mañana y en la noche. Terapia de combinación con Sulfonilurea: Cuando se administra en combinación con una sulfonilurea, la dosis inicial recomendada de Avandia®es de 4 mg administrados en una sola dosis una vez al día o en dosis divididas dos veces al día. Cuando se produce una reducción insuficiente en GPA, es posible aumentar la dosis de Avandia®a 8 mg diarios, después de haber transcurrido 8 semanas de tratamiento. Se debe indicar cuidadosamente una titulación ascendente en la dosis de Avandia®a 8 mg/día, después de indicar una evaluación clínica adecuada para evaluar el riesgo del paciente de desarrollar efectos adversos relacionados con retención de líquidos (ver Reacciones adversas). Avandia®puede administrarse en una sola dosis diaria por la mañana, o dividirse y administrarse por la mañana y en la noche. Es posible que se requiera realizar un ajuste en la dosificación de sulfonilurea para optimizar el tratamiento. Terapia oral de triple combinación con Metformina y una Sulfonilurea: Cuando se emplea en terapia oral de triple combinación con metformina y una sulfonilurea, la dosis inicial recomendada de Avandia®es de 4 mg administrados en una sola dosis una vez al día o en dosis divididas dos veces al día. Sólo se dispone de datos limitados respecto de dosis de Avandia®superiores a 4 mg al día, en combinación con metformina y una sulfonilurea. Los pacientes inadecuadamente controlados con 4 mg/día de Avandia®, administrados en terapia oral de triple combinación, podrían verse beneficiados al realizarse un ajuste de su dosificación a 8 mg/día en un lapso de 8 semanas después del inicio del tratamiento. Se debe indicar cuidadosamente una titulación ascendente en la dosis de Avandia®a 8 mg/día, después de realizar una evaluación clínica adecuada del riesgo del paciente de desarrollar efectos adversos relacionados con retención de líquidos (ver Advertencias y Reacciones adversas). Poblaciones especiales:Uso en edad avanzada:No es necesario realizar ajustes en la dosificación de los pacientes de edad avanzada. Insuficiencia renal:No se requiere realizar ajustes en la dosificación cuando Avandia®se administra como monoterapia en pacientes con insuficiencia renal. Como la metformina se contraindica en estos pacientes, también se contraindica la administración concomitante de metformina y Avandia®en aquellos pacientes con insuficiencia renal. Insuficiencia hepática:No iniciar el tratamiento con Avandia®si el paciente muestra evidencia clínica de una enfermedad hepática o de un incremento en los niveles de transaminasas séricas (ALT >2,5 veces el límite superior normal al inicio del tratamiento). Uso pediátrico:No se dispone de información que respalde el uso de Avandia®en niños menores de 10 años de edad. Por tanto, no se recomienda su uso en este grupo de edad. Existe poca información disponible sobre el uso de Avandia®en monoterapia de niños de 10 a 17 años de edad, que no habían recibido tratamiento previo con este medicamento.

Contraindicaciones.

Avandia®se contraindica en los pacientes con historia previa de hipersensibilidad a rosiglitazona o a cualquier otro componente de su preparación. El inicio de un tratamiento con Avandia®(al igual que con otras tiazolidinadionas) está contraindicado en pacientes que padezcan insuficiencia cardíaca Clase III y IV según NYHA (New York Heart Association, por su sigla en inglés) (Ver Advertencias).

Embarazo y lactancia.

Fertilidad:Avandia®, al igual que otras tiazolidinadionas, es capaz de ocasionar un restablecimiento de la ovulación en mujeres anovulatorias premenopáusicas con resistencia a insulina. Como consecuencia de su mejor sensibilidad a insulina, estas pacientes podrían estar en riesgo de embarazo si no se emplean métodos anticonceptivos adecuados. Aunque se ha observado un desequilibrio hormonal en estudios preclínicos, se desconoce la importancia clínica de este hallazgo. Si se presenta alguna disfunción menstrual inesperada, deben analizarse los beneficios que se obtendrían al continuar el tratamiento con Avandia®. Embarazo:Se ha comunicado que Avandia®atraviesa la placenta humana y es detectable en los tejidos fetales. No existen datos adecuados que respalden el uso de Avandia®durante el embarazo humano. Por lo general, se recomienda utilizar insulina durante el embarazo de las pacientes que padecen diabetes. Avandia®sólo debe emplearse durante el embarazo si el beneficio potencial justifica el riesgo potencial para el feto (Ver Carcinogénesis, mutagénesis, deterioro de la fertilidad). Trabajo de parto y parto:Se desconoce el efecto de Avandia®sobre el trabajo de parto y parto en los humanos. Lactancia:No existen datos adecuados que respalden el uso de Avandia®durante la lactancia humana. Se desconoce si Avandia®se secreta en la leche materna durante la lactancia. Por lo general, se recomienda utilizar insulina durante la lactancia de las pacientes que padecen diabetes. Avandia®sólo debe emplearse durante la lactancia si el beneficio potencial justifica el riesgo potencial para el lactante.

Reacciones adversas.

A continuación se describen las reacciones adversas clasificadas por sistema de órganos y frecuencia de incidencia. Las frecuencias de incidencia se definen como: Muy comunes (≥1/10), Comunes (≥1/100 y < 1/10), Poco comunes (≥1/1.000 y < 1/100), Raramente (≥1/10.000 y < 1/1.000) y Muy raramente ( < 1/10.000), con inclusión de reportes aislados. Las frecuencias de incidencia de los eventos muy comunes, comunes y poco comunes se determinaron a partir de una perspectiva general de estudios clínicos que implicaron >5.000 pacientes tratados con Avandia®. Estudios Clínicos:Con base en las diferencias observadas en la frecuencia de incidencia, entre los grupos de tratamiento y aquellos que recibieron placebo o agentes comparativos, se han asignado categorías de frecuencia en vez de emplear una frecuencia absoluta. Esto se hace con el fin de poder estimar la cantidad de reacciones adversas que podrían atribuirse al tratamiento con Avandia®. Para las reacciones adversas relacionadas con la dosis, la categoría de frecuencia refleja la dosis más alta de Avandia®. En las categorías de frecuencia no se consideran otros factores, incluyendo variaciones en la duración del estudio, trastornos preexistentes y características iniciales del paciente. Es posible que las categorías de frecuencia asignadas para reacciones adversas, las cuales se encuentran sustentadas en la experiencia obtenida en estudios clínicos, no reflejen la frecuencia de los eventos adversos que ocurren durante una práctica clínica normal. Reacciones adversas frecuentes ( >5%) informadas durante los estudios clínicos, sin tener en cuenta la causalidad: Infecciones del tracto respiratorio superior, lastimaduras y dolores de cabeza. Trastornos generales:Edema. Avandia®en monoterapia vs placebo: Comunes. Avandia®+ metformina vs metformina: Comunes. Avandia®+ sulfonilurea vs sulfonilurea: Muy comunes. Avandia®+ met + SU (terapia triple) vs met + SU: Muy comunes. Avandia®+ insulina vs insulina: Muy comunes. Los casos de edema generalmente se relacionaron con la dosis y fueron de naturaleza leve a moderada, asimismo, se observaron con mayor frecuencia cuando Avandia®se administró en combinación con una sulfonilurea o insulina. Trastornos sanguíneos y del sistema linfático:Anemia. Avandia®en monoterapia vs placebo: Comunes. Avandia®+ metformina vs metformina: Comunes. Avandia®+ sulfonilurea vs sulfonilurea: Comunes. Avandia®+ met + SU (terapia triple) vs met + SU: Comunes. Avandia®+ insulina vs insulina: Muy comunes. Los casos de anemia (reducción en las concentraciones de hemoglobina) generalmente se relacionaron con la dosis y fueron de naturaleza leve a moderada. Trastornos metabólicos y nutricionales:Hipercolesterolemia. Avandia®en monoterapia vs placebo: Comunes. Avandia®+ metformina vs metformina: Poco comunes. Avandia®+ sulfonilurea vs sulfonilurea: Comunes. Avandia®+ met + SU (terapia triple) vs met + SU: Comunes. Avandia®+ insulina vs insulina: Comunes. Las elevaciones en las concentraciones de colesterol total se asociaron con aumentos en las concentraciones tanto de LDLc como de HDLc, mientras que la relación colesterol total:HDLc permaneció inalterada en los estudios de seis meses de duración. Aumento de peso. Avandia®en monoterapia vs placebo: Comunes. Avandia®+ metformina vs metformina: Comunes. Avandia®+ sulfonilurea vs sulfonilurea: Comunes. Avandia®+ met + SU (terapia triple) vs met + SU: Comunes. Avandia®+ insulina vs insulina: Comunes. El aumento de peso generalmente se relacionó con la dosis. Aún no es claro el mecanismo del aumento de peso, pero probablemente implica una combinación de retención de líquidos y acumulación de grasa. Hipoglucemia. Avandia®+ metformina vs metformina: Comunes. Avandia®+ sulfonilurea vs sulfonilurea: Comunes. Avandia®+ met + SU (terapia triple) vs met + SU: Muy comunes. Avandia®+ insulina vs insulina: Muy comunes. Los casos de hipoglucemia generalmente fueron de naturaleza leve a moderada y se relacionaron con la dosis cuando Avandia®se administró en combinación con una sulfonilurea o insulina. Los pacientes que reciben Avandia®en combinación con insulina, o con agentes hipoglucemiantes orales, podrían estar en riesgo de desarrollar hipoglucemia, por lo que es posible que se requiera reducir la dosificación del agente concomitante. Aumento de apetito. Avandia®en monoterapia vs. Placebo: Poco comunes. Avandia®+ sulfonilurea vs. Sulfonilurea: Poco comunes. Avandia®+ insulina vs. Insulina: Poco comunes. Trastornos cardíacos:Insuficiencia cardíaca congestiva/edema pulmonar. Avandia®en monoterapia vs. metformina o sulfonilurea: Poco comunes. Avandia®+ sulfonilurea vs. metformina + sulfonilurea: Comunes. Avandia®+ met + SU (terapia triple) vs. met + SU: Comunes. Avandia®+ insulina vs insulina: Comunes. Avandia®+ metformina vs. sulfonilurea + metformina: Comunes. Se ha observado un aumento en la incidencia de insuficiencia cardíaca, cuando se adicionó Avandia®(administrada tanto a 4 mg como a 8 mg) a los regímenes de tratamiento que incluyen una sulfonilurea o insulina. Fueron muy pocos los eventos ocurridos para confirmar la existencia de una relación con la dosis; sin embargo, la incidencia de casos de insuficiencia cardíaca fue mayor al administrar 8 mg de Avandia®en comparación con la administración de 4 mg de Avandia®(dosis total diaria). Eventos típicamente asociados con isquemia cardíaca. Avandia®+ insulina vs insulina: Comunes. Se observó una mayor frecuencia de eventos típicamente asociados con isquemia cardíaca cuando se agregó Avandia®al tratamiento establecido con insulina (Ver Advertencias). Existen indicios inconsistentes en relación con el riesgo de isquemia cardíaca en pacientes tratados con Avandia®. Un análisis retrospectivo exploratorio de 42 estudios, la mayoría estudios clínicos integrados (ICT) a corto plazo, mostró que Avandia®estuvo asociada con un mayor riesgo de eventos isquémicos miocárdicos en estudios controlados con placebo, pero no en estudios controlados activamente. No se confirmó este riesgo en estudios individuales, de mayor duración y realizados a gran escala, especialmente un estudio prospectivo de resultados cardiovasculares (media de seguimiento de 5,5 años) que comparó Avandia®frente a comparadores. No se ha establecido alguna relación causal entre el desarrollo de isquemia cardíaca y la administración de Avandia®(Ver Advertencias). En el análisis retrospectivo de ICT descrito anteriormente, se observó una tasa incrementada de eventos adversos serios de isquemia miocárdica, entre los pacientes tratados con Avandia®que habían recibido nitratos al inicio del estudio o que recibieron nitratos durante el período basal o durante el período de tratamiento hasta la aparición del evento, versus los comparadores. Sólo una pequeña minoría de los pacientes en estos estudios recibió tratamiento con nitratos que limitó la interpretabilidad de esta observación. En un estudio aleatorizado y a largo plazo de resultados cardiovasculares adjudicados prospectivamente, no hubo diferencia alguna en el criterio principal de valoración de muerte cardiovascular u hospitalización de causa CV, en un pequeño número de sujetos que recibieron nitratos al inicio del estudio. Trastornos gastrointestinales:Estreñimiento. Avandia®en monoterapia vs. Placebo: Poco comunes. Avandia®+ metformina vs. Metformina: Comunes. Avandia®+ sulfonilurea vs. Sulfonilurea: Poco comunes. Avandia®+ met + SU (terapia triple) vs. met + SU: Comunes. Avandia®+ insulina vs. Insulina: Poco comunes. El estreñimiento suele ser de grado leve a moderado. Trastornos musculoesquelético, del tejido conectivo y alteraciones óseas:Fracturas óseas. Avandia®en monoterapia vs. metformina Comunes. Avandia®en monoterapia vs. gliburida/glibenclamida Comunes. Rosiglitazona + metformina vs. sulfonilurea + metformina Comunes. Rosiglitazona + sulfonilurea vs. metformina + sulfonilurea Comunes. La mayoría de las fracturas en sujetos tratados con rosiglitazona se reportó en mujeres y en extremidades superiores e inferiores distales (Ver Advertencias). Datos obtenidos después de la comercialización:Las categorías de frecuencia se asignaron basadas en la frecuencia de incidencia de los eventos adversos comunicados con Avandia®después de su comercialización, independientemente de la dosis empleada o de la terapia concomitante con agentes antidiabéticos. Los eventos con frecuencia raramente y muy raramente fueron determinados por datos post-comercialización. Se refieren a la tasa de reporte más que a un valor de frecuencia verdadera. Trastornos del sistema inmunitario:Muy raramente: Reacción anafiláctica. Trastornos hepatobiliares: Raramente: Disfunción hepática, evidenciada principalmente por aumentos en las concentraciones de enzimas hepáticas. No se ha establecido alguna relación causal con Avandia®. Se sabe que la incidencia de anormalidades hepáticas es común en los pacientes con diabetes. En un programa clínico amplio (4.327 pacientes tratados con Avandia®), la incidencia de los aumentos en las concentraciones de ALT, superiores al triple del límite superior normal, fue igual que la observada con placebo (0,2%) y menor que la de los agentes comparativos activos (0,5% metformina/sulfonilureas). La incidencia de todas las comunicaciones de eventos adversos relacionados con el sistema hepatobiliar también fue menor e igual que la del placebo (0,7%). En estudios clínicos previos a la aprobación, no hubo casos de reacciones idiosincrásicas que llevaron a insuficiencia hepática. Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo:Muy raramente: Angioedema, urticaria, exantema, prurito. Trastornos oculares:Muy raramente: Edema macular.

Advertencias.

Insuficiencia cardíaca y uso de tiazolidinadionas:Las tiazolidinadionas pueden provocar retención de fluidos, que podría desarrollar o agravar una insuficiencia cardíaca. 1) Avandia®no se recomienda a pacientes con insuficiencia cardíaca sintomática. Avandia®está contraindicada en pacientes con insuficiencia cardíaca moderada o severa (clasificación NYHA clases III o IV). 2) La administración de tiazolidinadionas (rosiglitazona y pioglitazona y las asociaciones de éstas con otros fármacos) requiere de un monitoreo continuo de los profesionales de la salud para detectar la aparición de signos y síntomas de insuficiencia cardíaca (incluyendo aumento rápido y excesivo de peso, disnea y edema) luego del inicio de la terapia, y/o al aumentar la dosis. En caso de que se presenten estos síntomas, deben recibir el manejo adecuado para la insuficiencia cardíaca. Deberá considerarse la reducción de la dosis y/o la suspensión de la droga. 3) No se recomienda la administración de Avandia®con nitratos ni con insulina. Diabetes mellitus tipo 1:Debido a su mecanismo de acción, Avandia®sólo es activo en presencia de insulina. Por tanto, Avandia®no debe emplearse en el tratamiento de la diabetes tipo 1. Mujeres premenopáusicas anovulatorias:Avandia®, al igual que otras tiazolidinadionas, es capaz de ocasionar un restablecimiento de la ovulación en mujeres anovulatorias premenopáusicas con resistencia a insulina. Como consecuencia de su mejor sensibilidad a insulina, estas pacientes podrían estar en riesgo de embarazo, si no se emplean métodos anticonceptivos adecuados. Aunque se ha observado un desequilibrio hormonal en estudios preclínicos, se desconoce la importancia clínica de este hallazgo. Si se presenta alguna disfunción menstrual inesperada, deben analizarse los beneficios que se obtendrían al continuar el tratamiento con Avandia®. Cardiovascular:En estudios preclínicos, las tiazolidinadionas, incluyendo rosiglitazona, ocasionaron una expansión del volumen plasmático e hipertrofia cardíaca inducida por precarga. En dos estudios ecocardiográficos realizados en pacientes con diabetes tipo 2 y diseñados para detectar cualquier cambio igual o superior al 10% en la masa ventricular izquierda, no se observaron alteraciones perjudiciales en la estructura o función cardíaca después de 148 semanas de tratamiento con 8 mg de rosiglitazona. Avandia®, al igual que otras tiazolidinadionas, es capaz de ocasionar insuficiencia cardíaca congestiva en algunos pacientes (ver Reacciones adversas) o exacerbar este padecimiento si ya es existente. Después de iniciar un tratamiento con Avandia®, y después de aumentar la dosis, se deberá vigilar a los pacientes en cuanto a signos y síntomas de insuficiencia cardíaca (incluyendo un aumento rápido y excesivo de peso corporal, disnea y/o edema). Si el paciente desarrolla estos signos y síntomas, se deberá tratar su insuficiencia cardíaca de acuerdo a los estándares actuales de manejo. Además, se deberá contemplar la suspensión o la reducción posológica de Avandia®. No se recomienda el uso de Avandia®en pacientes con insuficiencia cardíaca sintomática. El inicio de un tratamiento con Avandia®está contraindicado en pacientes con insuficiencia cardíaca Clases III y IV establecida según NYHA (Ver Contraindicaciones). Los pacientes que experimentan síndromes coronarios agudos (SCA; es decir, angina de pecho inestable, infarto de miocardio sin elevación del segmento ST, infarto de miocardio con elevación del segmento ST) no han sido evaluados en estudios clínicos controlados con Avandia®. Debido a que los pacientes que experimentan SCA se encuentran en mayor riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca, y en vista del potencial de Avandia®de ocasionar insuficiencia cardíaca o exacerbarla, no se recomienda iniciar un tratamiento con Avandia®en pacientes que experimenten algún evento coronario agudo. Aún más, se debe contemplar la suspensión del tratamiento con Avandia®durante la fase aguda. Existen indicios inconsistentes en relación con el riesgo de isquemia cardíaca en pacientes tratados con Avandia®. Un análisis retrospectivo exploratorio y un meta-análisis de 42 estudios integrados (ICT) siendo, en su mayoría, estudios clínicos a corto plazo, mostró que Avandia®se asoció con un mayor riesgo de eventos isquémicos miocárdicos en estudios controlados con placebo, pero no en estudios controlados activamente (coeficiente de incidencia 2% versus 1,5%). No se confirmó este riesgo en estudios individuales, de mayor duración y realizados a gran escala, especialmente un estudio prospectivo de resultados cardiovasculares (media de seguimiento de 5,5 años) con Avandia®frente a comparadores. No se ha establecido una relación causal entre el desarrollo de isquemia cardíaca y la administración de Avandia®(Ver Reacciones adversas). Adicionalmente, no hay indicios concluyentes sobre los efectos comparativos de los medicamentos antidiabéticos orales, incluyendo tiazolidinadionas, en los riesgos y beneficios macrovasculares en pacientes con diabetes mellitus tipo 2. Al adicionar Avandia®al tratamiento de pacientes que ya se encontraban recibiendo terapia con insulina, se observó un pequeño número de eventos típicamente asociados con isquemia cardíaca, los cuales ocurrieron a mayor frecuencia con la combinación de insulina más Avandia®(2,77%), en comparación con insulina sola (1,36%). Por lo tanto, no se recomienda el uso de Avandia®como tratamiento agregado para pacientes que ya se encuentren recibiendo insulina. En un estudio separado, donde se agregó insulina al tratamiento de pacientes bajo terapia establecida con rosiglitazona-metformina, no hubo eventos adversos de insuficiencia cardíaca pero sí un evento isquémico miocárdico (angina de pecho) en el grupo tratado con rosiglitazona-metformina más insulina. La diabetes tipo 2 es un factor de riesgo importante para la enfermedad cardíaca coronaria y los resultados adversos posteriores a un evento isquémico miocárdico. Por lo tanto, independientemente de la elección del agente antidiabético, se deben identificar los factores de riesgo cardiovascular y tomar medidas correctivas cuando sea posible. El uso combinado de Avandia®con insulina y la administración de Avandia®en pacientes con insuficiencia cardíaca (NYHA), podrían incrementar el riesgo de un evento cardiovascular. No hay estudios clínicos que puedan establecer conclusiones evidentes en la reducción de riesgos macrovasculares con Avandia®ni con cualquier otra droga antidiabética oral. Trastornos oculares:Luego de la comercialización se ha reportado muy raramente edema macular diabético de nueva aparición o agravamiento, con agudeza visual disminuida, al administrar Avandia®. Muchos de estos pacientes comunicaron edema periférico concurrente. En algunos casos, los efectos visuales se resolvieron o mejoraron después de suspender la administración del fármaco. Los médicos deben estar alertas a la posibilidad de edema macular, si los pacientes comunican alteraciones de la agudeza visual. Hipoglucemia:Aquellos pacientes que se encuentren recibiendo un tratamiento con Avandia®, podrían estar en riesgo de desarrollar hipoglucemia relacionada con la dosis si reciben regímenes de combinación que contengan una sulfonilurea. Por tanto, es posible que sea necesario reducir la dosificación del agente concomitante. Salud ósea:Los estudios a largo plazo muestran una mayor incidencia de fracturas óseas en pacientes que toman Avandia®, especialmente mujeres. Se reportó que la mayoría de las fracturas se han presentado en extremidades superiores e inferiores distales. En mujeres, se observó esta mayor incidencia después del primer año de tratamiento y persistió durante el tratamiento a largo plazo. Se debe considerar el riesgo de fractura en el cuidado de los pacientes tratados con Avandia®y se debe poner atención en la valoración y mantenimiento de la salud ósea de acuerdo a los estándares actuales. Administración con otros fármacos:Es posible que se requiera instituir una vigilancia estrecha del control glucémico y realizar un ajuste en la dosificación de rosiglitazona, cuando Avandia®se coadministre con inhibidores o inductores de CYP2C8 (Ver Dosificación e Interacciones).

Interacciones.

Fármacos metabolizados por el citocromo P450:Los estudios realizados in vitro,para evaluar el metabolismo de los medicamentos, sugieren que rosiglitazona no inhibe ninguna de las enzimas P450 principales a concentraciones clínicamente adecuadas. Los datos obtenidos de los estudios in vitrodemuestran que rosiglitazona se metaboliza predominantemente por CYP2C8 y, en menor grado, por CYP2C9. La coadministración de Avandia®con inhibidores deCYP2C8 (p.ej., gemfibrozil), ocasionó un aumento en las concentraciones plasmáticas de rosiglitazona. Puesto que existe un riesgo potencial de aumento en la incidencia de eventos adversos relacionados con la dosis, es posible que se requiera realizar una disminución en la dosificación de Avandia®cuando se coadministren inhibidores de CYP2C8. La coadministración de Avandia®con algún inductor de CYP2C8 (p.ej., rifampicina), ocasionó una disminución en las concentraciones plasmáticas de rosiglitazona. Por tanto, se debe considerar la práctica de una vigilancia estrecha del control glucémico, así como la realización de cambios en el tratamiento de la diabetes, cuando se coadministren inductores de CYP2C8. Se ha observado que Avandia®(4 mg administrados dos veces al día) carece de efectos clínicamente adecuados sobre la farmacocinética de la nifedipina y los anticonceptivos orales (etinilestradiol y noretindrona), los cuales se metabolizan predominantemente por CYP3A4. La coadministración de dosis terapéuticas de Avandia®no tuvo efectos clínicamente significativos sobre la farmacodinamia o farmacocinética en estado estacionario de otros agentes antidiabéticos orales, con inclusión de metformina, glibenclamida, glimepirida y acarbosa. Digoxina:La administración de dosis orales repetidas de Avandia®(8 mg administrados una vez al día) durante 14 días, no alteró la farmacocinética en estado estacionario de la digoxina (0,375 mg administrados una vez al día) en voluntarios sanos. Warfarina:La administración de dosis repetidas con Avandia®no tuvo efectos clínicamente relevantes sobre la farmacocinética en estado estacionario de los enantiómeros de warfarina. Etanol:La administración única de una cantidad moderada de alcohol no aumentó el riesgo de incidencia de hipoglucemia aguda en pacientes con diabetes mellitus tipo 2 tratados con Avandia®. Ranitidina:El tratamiento previo con ranitidina (150 mg administrados dos veces al día durante 4 días) no alteró la farmacocinética de las dosis orales únicas o intravenosas de rosiglitazona en voluntarios sanos. Estos resultados sugieren que la absorción de rosiglitazona oral no sufre alteraciones en pacientes con trastornos acompañados por aumentos del pH gastrointestinal.

Sobredosificación.

Se dispone de datos limitados concernientes a la sobredosificación en seres humanos. En estudios clínicos realizados en voluntarios, se ha administrado Avandia®a dosis orales únicas de hasta 20 mg, las cuales fueron toleradas. En caso de que se presente alguna sobredosificación, se debe iniciar un tratamiento de soporte adecuado, según lo dicte el estado clínico del paciente. Rosiglitazona posee un gran nivel de fijación a proteínas plasmáticas, por lo que no se depura mediante hemodiálisis. Ante la eventualidad de una sobredosificación, concurrir al Hospital más cercano o comunicarse con los Centros de Toxicología del Hospital de Pediatría Ricardo Gutiérrez (011) 4962-6666/2247 o al Hospital A. Posadas (011) 4654-6648/4658-7777 - Optativamente a otros Centros de Intoxicaciones.

Presentación.

Avandia®4 mgse presenta en envases conteniendo 14 y 28 comprimidos recubiertos. Avandia®8 mgse presenta en envases conteniendo 14 y 28 comprimidos recubiertos.

Nota.

Es información de prescribir abreviada.

Medicamentos relacionados

Este es un listado de algunos de los medicamentos, fármacos relacionados con AVANDIA .

5